Posts

Las reformas fiscales y administrativas aplicadas en Andorra desde 2012 han sido una atractivo para la inversión extranjera y han despertado el interés de empresas, pymes y profesionales para elegir el Principado para sus nuevos negocios.

La pandemia y el postconfinamiento han acrecentado esta tendencia por el atractivo de pagar menos impuestos y, en parte, gracias a la irrupción del teletrabajo, entre profesionales y autónomos.

Las gestorías y consultoras andorranas especialistas en procesos de inversión extranjera avanzan que las peticiones de residencia por cuenta propia –es decir, permiso para establecer una actividad económica y una residencia– en el Principado se doblarán en 2020, pasando de las habituales 250 solicitudes por año a más de 400, un 60% más, según una encuesta realizada entre 25 despachos profesionales.

En 2019, Andorra registró 2.408 solicitudes entre las residencias por cuenta propia y las vinculadas a un permiso de trabajo por cuenta ajena.

La mayoría de las solicitudes provienen de España, un 68%, y Francia, un 17%. Son técnicos especializados en informática, tecnología, el ámbito digital (e-commerce, Youtube, programadores de sistemas o programarios)… que ya trabajan a distancia y con unos ingresos superiores a 200.000 euros brutos anuales y a quienes preocupa la calidad de vida, pero también la fiscalidad y buscan una alternativa para vivir. La capital Andorra la Vella, La Massana o Ordino son los principales emplazamientos elegidos.

La pandemia del coronavirus, su impacto económico y la incertidumbre sobre posibles cambios en política fiscal en España, ha sido el detonante de muchos profesionales para los que la permanente inseguridad jurídica es una amenaza. Sus temores se acrecentaron en pleno confinamiento cuando Unidas Podemos lanzó en mayo una propuesta para crear un impuesto a grandes fortunas con el objetivo de paliar las desigualdades generadas por la crisis económica del coronavirus, planteó la tasa digital y bancaria y retomó su propuesta de la expropiación en sectores como el bancario, eléctrico o agrícola.

Justamente, Mueller explica que tras un parón entre marzo y mediados de abril, las peticiones para residir en Andorra se han disparado “sobre todo por parte de personas que tienen su vivienda en lugares próximos, como Cataluña o el sur de Francia, pero también de España o el resto del estado francés”.

La diferencia con la cifra de expedientes de otros años es que “ahora no sólo eligen el país para constituir una sociedad sino que quieren vivir en el Principado“, añade. “La fiscalidad española es un castigo para profesionales bien retribuidos”, defiende este consultor, “especialmente en territorios como Cataluña con tasas de casi el 50% o cuando Hacienda interpreta que la constitución de una sociedad limitada corresponde a un socio único y obliga a tributar también por IRPF”.

Mientras, con un impuesto sobre la renta del 10% como máximo, Andorra ofrece múltiples ventajas, cobertura de seguridad social y atención médica competitivos, y un coste aceptable en gastos de vivienda, alimentos y servicios públicos.

En lo que va de año, en el Principado también ha repuntado la demanda de latinoamericanos que tienen un vínculo con España y que con la situación actual valoran establecerse fuera, en este caso más por la calidad de vida y por no estar restringida la movilidad internacional por el coronavirus, que por la fiscalidad. Asimismo, Mueller indica que las autoridades andorranas quieren en atraer nuevos profesionales por cuenta propia, “ya que es recurrente que algunos trabajadores por cuenta ajena abandonen el país en momentos de dificultad económica para volver a sus países de origen (España o Portugal)”.

Trámite legal

A nivel legal, la residencia activa por cuenta propia en Andorra está vinculada a la creación de una sociedad, por eso, el primer paso de los nuevos residentes es crear una sociedad para darse de alta en una actividad para a posteriormente pedir la residencia por cuenta propia. Este permiso es válido durante un año y luego hay que validarlo por periodos de dos años hasta llegar a 10 años. Es un proceso largo, porque la petición va acompañada del cumplimiento de una serie de requisitos (como la presentación del certificado sobre antecedentes penales).

Para pedir la residencia por cuenta propia en Andorra el interesado debería tener por lo menos 21% de las acciones de la sociedad, ser uno de los administradores y trabajar a cuenta propia, es decir, como autónomo societario cotizando a la seguridad social. Desde mayo de 2018, el gobierno requiere una fianza no remunerada de 15.000 euros.

Las reformas fiscales y administrativas aplicadas en Andorra desde 2012 han sido una atractivo para la inversión extranjera y han despertado el interés de empresas, pymes y profesionales para elegir el Principado para sus nuevos negocios.

La pandemia y el postconfinamiento han acrecentado esta tendencia por el atractivo de pagar menos impuestos y, en parte, gracias a la irrupción del teletrabajo, entre profesionales y autónomos.

Las gestorías y consultoras andorranas especialistas en procesos de inversión extranjera avanzan que las peticiones de residencia por cuenta propia –es decir, permiso para establecer una actividad económica y una residencia– en el Principado se doblarán en 2020, pasando de las habituales 250 solicitudes por año a más de 400, un 60% más, según una encuesta realizada entre 25 despachos profesionales.

En 2019, Andorra registró 2.408 solicitudes entre las residencias por cuenta propia y las vinculadas a un permiso de trabajo por cuenta ajena.

La mayoría de las solicitudes provienen de España, un 68%, y Francia, un 17%. Son técnicos especializados en informática, tecnología, el ámbito digital (e-commerce, Youtube, programadores de sistemas o programarios)… que ya trabajan a distancia y con unos ingresos superiores a 200.000 euros brutos anuales y a quienes preocupa la calidad de vida, pero también la fiscalidad y buscan una alternativa para vivir. La capital Andorra la Vella, La Massana o Ordino son los principales emplazamientos elegidos.

La pandemia del coronavirus, su impacto económico y la incertidumbre sobre posibles cambios en política fiscal en España, ha sido el detonante de muchos profesionales para los que la permanente inseguridad jurídica es una amenaza. Sus temores se acrecentaron en pleno confinamiento cuando Unidas Podemos lanzó en mayo una propuesta para crear un impuesto a grandes fortunas con el objetivo de paliar las desigualdades generadas por la crisis económica del coronavirus, planteó la tasa digital y bancaria y retomó su propuesta de la expropiación en sectores como el bancario, eléctrico o agrícola.

Justamente, Mueller explica que tras un parón entre marzo y mediados de abril, las peticiones para residir en Andorra se han disparado “sobre todo por parte de personas que tienen su vivienda en lugares próximos, como Cataluña o el sur de Francia, pero también de España o el resto del estado francés”.

La diferencia con la cifra de expedientes de otros años es que “ahora no sólo eligen el país para constituir una sociedad sino que quieren vivir en el Principado“, añade. “La fiscalidad española es un castigo para profesionales bien retribuidos”, defiende este consultor, “especialmente en territorios como Cataluña con tasas de casi el 50% o cuando Hacienda interpreta que la constitución de una sociedad limitada corresponde a un socio único y obliga a tributar también por IRPF”.

Mientras, con un impuesto sobre la renta del 10% como máximo, Andorra ofrece múltiples ventajas, cobertura de seguridad social y atención médica competitivos, y un coste aceptable en gastos de vivienda, alimentos y servicios públicos.

En lo que va de año, en el Principado también ha repuntado la demanda de latinoamericanos que tienen un vínculo con España y que con la situación actual valoran establecerse fuera, en este caso más por la calidad de vida y por no estar restringida la movilidad internacional por el coronavirus, que por la fiscalidad. Asimismo, Mueller indica que las autoridades andorranas quieren en atraer nuevos profesionales por cuenta propia, “ya que es recurrente que algunos trabajadores por cuenta ajena abandonen el país en momentos de dificultad económica para volver a sus países de origen (España o Portugal)”.

Trámite legal

A nivel legal, la residencia activa por cuenta propia en Andorra está vinculada a la creación de una sociedad, por eso, el primer paso de los nuevos residentes es crear una sociedad para darse de alta en una actividad para a posteriormente pedir la residencia por cuenta propia. Este permiso es válido durante un año y luego hay que validarlo por periodos de dos años hasta llegar a 10 años. Es un proceso largo, porque la petición va acompañada del cumplimiento de una serie de requisitos (como la presentación del certificado sobre antecedentes penales).

Para pedir la residencia por cuenta propia en Andorra el interesado debería tener por lo menos 21% de las acciones de la sociedad, ser uno de los administradores y trabajar a cuenta propia, es decir, como autónomo societario cotizando a la seguridad social. Desde mayo de 2018, el gobierno requiere una fianza no remunerada de 15.000 euros.

Artículo de “El Economista”

A chanceler Maria Ubach anuncia que as negociações com a Holanda, Bélgica e Hungria sobre o acordo de não dupla tributação estão em andamento e devem ser encerradas este ano. O mesmo não acontece com a Alemanha, que considera que Andorra não tem atividade económica suficiente para os motivar a negociar. Em vez disso, as negociações com a Itália poderiam começar em breve, assim como com a Áustria, o que poderia facilitar as negociações com a Alemanha.

Leia o artigo https://www.elperiodic.ad/noticia/81005/andorra-tanca-acords-fiscals-amb-paisos-baixos-belgica-i-hongria

De acordo com o CRES (Centro de Pesquisas Sociológicas), 3% das empresas andorranas vão fechar devido ao impacto da Covid-19 nos negócios e nas perspectivas futuras.

ERTOs têm ajudado a sobrevivência de muitas empresas e a proteger empregos. A fórmula está sendo expandida para além de 31 de dezembro.

Continue lendo

https://www.diariandorra.ad/noticies/nacional/2020/09/04/un_les_empreses_diu_que_haura_tancar_166264_1125.html?utm_source=newsletter&utm_medium=email&utm_campaign=20200904&utm_content=noticia

La veïna Espanya es troba en el lloc 31, amb Barcelona ara considerada una de les ciutats més insegures.

Segons un informe del Banc Mundial, el Principat d’Andorra ocupa el cinquè lloc en el rànquing mundial. Els índexs que ho avalen són:

  • estabilitat política,
  • baixa criminalitat.

El país veí, Espanya es troba en el lloc 31. Lamentablement, fa ja un que temps la capital catalana ha començat a tenir una estadística infeliç. Ara, està considerada com una de les ciutats més insegures d’Espanya. 

La inseguretat a Barcelona

La quantitat de crims ha augmentat des de fa anys a la capital catalana veïna.

Com ja hem esmentat, Barcelona ara, és la ciutat amb una major mitjana en delictes en sòl espanyol. No obstant, això no és un fenomen recent. En realitat, les transgressions a la llei han anat creixent des de fa anys. Si bé és una localitat amb pocs habitants fixos, s’estima la seva població en una mica més d’1,6 milions – la veritat és que també té un gran flux de visitants. Les estadístiques mostren que 30 milions de persones a l’any acudeixen per turisme a la capital catalana.

Aquesta circumstància afecta els hàbits de vida dels ciutadans. No només se sent por pel propi benestar , sinó també pel de familiars i amics. Es tracta d’una constant sensació d’alerta, un estrès i vigília que no cessa mai .

Toca posar-se mans a l’obra, i fer el possible per recobrar un nivell de vida on la seguretat és un al·licient.

El Principat ha estat sempre una “illa” de pau

Andorra és un país amb un elevat nivell de seguretat i un baix índex de delinqüència.

A nomès 2 hores de distància, trobem el Principat d’Andorra. El país gaudeix d’un alt nivell de seguretat ciutadana. La qual cosa garanteix la tranquil·litat dels seus visitants. Això es deu a la ubicació del Principat d’Andorra als Pirineus, i als competents serveis de policia i duanes.

Fent un repàs a la seva història, podem constatar que Andorra mai ha estat en guerra. El Principat ha estat sempre una “illa” de pau. Fins i tot quan mig continent estava embarcat en llargs conflictes. 

Dades curioses: 

No té exèrcit, però manté viva una tradició: la possibilitat de convocar el “sometent”. És a dir, a milícies populars formades pels caps de família. Abans, no hi havia la necessitat de crear un cos de policia professional per mantenir l’ordre, protegir els habitants i vetllar per la seguretat. Actualment aquest no és el cas, però aquesta mesura es manté vigent només per a casos excepcionals.

Andorra és a la llista dels 5 països més segurs del món

És el 14è estat més antic del món que ha estat mantenint la seva neutralitat durant els últims 700 anys d’història.

Segons un informe del Banc Mundial, Andorra ocupa el 5è lloc en el món en què es refereix a “estabilitat política” i “sense criminalitat” (índex 1.32). Per posar això en un context, la veïna Espanya està en el lloc 31 (índex 0,01).

La taxa de criminalitat a Andorra, inclosos els delictes de carrer (carteristes, robatori d’automòbils i conducta desordenada) és de gairebé zero.

Anualment, el nombre de turistes que visiten Andorra és d’uns 8 milions de persones. Així que, podem afirmar que és un dels països més segurs del món per als turistes.

La seguretat al Principat

Fem un repàs de les diferents condicions i normes que contribueixen per a això:

  • En matèria de Defensa, Andorra no té exèrcit. La seva defensa correspon a Espanya i França. Tal com indica l’article 3, del Tractat de bon veïnatge, amistat i cooperació entre Espanya, França i Andorra (BOE núm. 155 de 1993.06.30).
  • El cos de policia, que està organitzat per la Direcció de la Policia, es divideix en tres grans àrees:
    • policia criminal,
    • seguretat pública,
    • proximitat ciutadana i àrea tècnica.
  • Hi ha equips de policia armats, patrullant els carrers de la capital Andorra la Vella, disponibles les 24 hores del dia.
  • Es pot dir que és un país ideal per als nens. Les normes de seguretat establertes en les escoles són riguroses. La possible presència de persones no autoritzades en el territori de les institucions educatives està totalment exclosa. Durant l’hora abans que comenci l’escola, així com durant una hora després, les carreteres d’accés a les escoles són patrullades per la policia. No necessita preocupar-se per la seva seguretat quan els seus fills passen temps fora. 

Si la seguretat és una de les raons per canviar-se de país, Andorra és un país a tenir en compte.

En PSF l’ajudem a obtenir la residència de manera legal i sense inconvenients. https://psf.ad/contacta/

Un lloc on pugui viure feliç i segur, juntament amb la seva família és Andorra. Nosaltres l’ajudem a complir aquest desig.

Featured image from rawpixel.com