¿Cómo se aplica un manual de identidad visual?

Muchas empresas se someten a consultorías estratégicas para que les ayuden a planificar. Es muy normal que entre las recomendaciones que les dan esté el de hacer un manual de identidad visual. También es muy común hacerlo y que acabe en un cajón. En este post vamos a explicar qué debemos hacer con el manual y por qué es importante.

 

Dicho rápido, un manual de identidad visual corporativa no es más que el manual de instrucciones del logo. En él está detallado desde su construcción hasta su uso. Tiene en cuenta los diferentes formatos y adaptaciones, y explica cómo y de qué manera deben hacerse. Incluye las papelerías, colores corporativos, uniformes, merchandising, etcétera. Es decir, cualquier elemento visual debe estar contemplado en él.

 

Cuando se diseña un manual se hace pensando en que los elementos funcionen bien. Es decir, los logos se prueban: Se reducen hasta el tamaño mínimo, se mira su comportamiento con diferentes técnicas de impresión, con diferentes papeles, con diferentes elementos alrededor, todo. El objetivo es que la identidad visual de marca siempre funcione bien.

 

Así pues, cada vez que se realice un elemento gráfico conviene abrir el manual y seguir las instrucciones que dé. De lo contrario, la marca nunca se asentará en nuestra retina. El secreto para que un logo funcione es su repetición.

 

No vale cambiarlo, ponerlo de uno y otro color, en diferentes posiciones, desmontarlo y usarlo como elemento gráfico o cualquier otra maldad que se nos ocurra. Así lo que hacemos es dispersar el recuerdo. Si eso ocurre, la asociación perderá fuerza. Lo que nos interesa de las marcas es que nos asocien a ella, que con sólo ver nuestro color corporativo ya sepan que somos nosotros.

 

Además, es importante saber que la imagen de marca siempre se construye a largo plazo. Mínimo un año, en mi opinión. Por eso es importante no desviarse de las instrucciones del manual. Por ejemplo, es muy común encargar catálogos a una imprenta y que ésta diseñe como quiera. Es más, puede que incluso llegue a soluciones gráficas muy atractivas. ¿Pero cumple con nuestra identidad visual? Si la respuesta es no, estaremos haciendo más mal que bien.

 

consultoria gratuita
About the Author

Licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad de Alicante y Técnico Superior de Artes Plásticas en Gráfica Publicitaria por la Escuela de Artes y Superior de Diseño de Alicante. Su andadura laboral ha girado siempre en torno a la comunicación corporativa. Empezó en el sector cultural, donde se dedicaba sobre todo a las RR.PP. mediante la confección de agendas culturales y eventos promocionales. Luego cambió al sector industrial, en el que ha realizado la comunicación e identidad corporativa de varias empresas como freelance. 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.