La entrada de Andorra al sistema internacional y su final como paraíso fiscal - PSF Consultoría empresarial

  Inicio/Blog/Impuestos en Andorra/La entrada de Andorra al sistema internacional y su final como paraíso fiscal

La entrada de Andorra al sistema internacional y su final como paraíso fiscal

Andorra como paraíso fiscal

Este es un tema que plantea muchas preguntas a la gente; ¿es Andorra un paraíso fiscal? La respuesta corta es no, pero veo también en general que existe un desconocimiento total de qué es exactamente un paraíso fiscal y que implica.

 

Voy a tratar el tema de la forma más aséptica posible, sin meterme tampoco en interminables aspectos técnicos, pero, por definir paraíso fiscal con propiedad, es una jurisdicción que no colabora con nadie y que permite un tipo de impuesto nulo o cerca de serlo.

 

La parte importante es la colaboración, porque si los impuestos son bajos, pero colabora, al final la gente se verá rodeada si realiza actividades prohibidas. Por el contrario sin colaboración siempre hay posibilidades de que existan roces a solucionar como esta noticia demuestra.

 

 

El estado de los paraísos fiscales en la actualidad

A día de hoy apenas hay paraísos fiscales. Quitando jurisdicciones muy concretas, el multilateral está evitando la mayor parte de las posibilidades de ocultar patrimonio. Multinacionales y otras empresas están intentando montar todo de tal forma que permita la optimización fiscal, pero esto es cada día un asunto que implica un esfuerzo mayor.

 

En general, hoy en día es complicadísimo, peligroso e inconveniente trabajar con este tipo de jurisdicciones. Aun cuándo ciertos países no están dentro del multilateral (como Belice) nada lleva a pensar que no lo estén en el futuro y lo que es claro es que la negociación con estos países se va a complicar en breve.

 

Los países onshore han elegido la vía de hacer complicada la operativa con países no colaboradores, lo cual lleva a que estos países tengan cada vez más problemas y la rentabilidad que tienen este tipo de operativas sea menor. Adicionalmente, los clientes pueden verse en inspecciones de forma mucho más asidua si operan con este tipo de jurisdicciones (aun cuando la operativa sea plenamente legítima).

 

El estado de Andorra dentro de este marco

Andorra está en un proceso de integración dentro de la UE. Llegue o no esto a término tenemos convenios de doble imposición y estamos dentro del multilateral. La vía a seguir es esta y el estado de paraíso fiscal está más que abandonado.

 

La colaboración fiscal y la integración no van a ir a menos, por mucho que algunos países estén intentando volver al pasado. Los billetes serán cada vez más pequeños, el cumplimiento normativo será cada vez más importante y ciertos países van a estar fuera del sistema bancario a efectos prácticos. Ciertas operativas que hace no tanto tiempo eran constantes a día de hoy son imposibles, ciertos centros de registro con los que era fácil trabajar (como Bahamas) están cambiando su modelo de negocio porque de otra forma trabajar con ellos se torna imposible.

 

En este contexto, Andorra es una legislación que tiene impuestos, reducidos pero existentes y que tiene una forma de cobrarlos más amable que sus vecinos, pero los cobra. Generalmente se paga del orden de un 10-20% la cantidad que se pagaría en los países vecinos, pero existen impuestos.

 

Está siendo un privilegio poder presenciar este proceso, a nivel personal estoy aprendiendo mucho y es definitivamente un proceso complejo y estimulante. Ahora bien, hay ganadores, hay perdedores, gente muy contenta, gente que lo está poco. Esto implica que a veces las informaciones que se vierten son bastante contradictoras o difíciles de entender.

 

Al final el país no ha caído, van a seguir los cambios drásticos y seguirá un cierto movimiento. Habrá impuestos, subirán o poco o nada y la situación se hará más estándar y más predecible. En general, para el empresario la situación es mejor que antes y va a mejorar.

 

¿Se podría hacer de otra forma?

Esta es la pregunta del millón. No es inhabitual que, tratando con gente, principalmente del país, estos hablen de una vuelta a un estado anterior o de una soberanía fiscal más profunda en Andorra.

 

Seamos sinceros, soberanía fiscal no deja de ser un eufemismo para decir “hacer lo que me dé la gana a costa del vecino”. Los tiempos de este tipo de operativas han acabado, en un mundo con internet los países modernos no pueden permitirse polizones fiscales, por muy pequeños geográficamente que estos sean.

 

Entonces el futuro muy posiblemente consista en países de baja fiscalidad rodeando a países con una fiscalidad más normal junto a impuestos de sociedades que se devengan dónde se realice la actividad. La planificación fiscal cada vez va a tener mayores riesgos y menores ventajas, siendo otro supuesto excepcionalmente improbable.

 

Creo que Andorra, con sus errores y aciertos, está realizando un proceso necesario e imprescindible. En un mundo cada vez más interconectado es normal que la información fiscal sea cada vez más accesible y esto impide por necesidad ciertas operativas. Andorra puede explotar su elevada calidad de vida para traer residentes al país que buscan una mayor equidad fiscal y una calidad de vida adicional.

 

Conseguir que el dinero depositado en SICAVs españolas pueda pasar a estarlo en andorranas (es decir, que el dinero sea blanco y no penalizado) es mucho más interesante que colaborar en evasión fiscal a estas alturas de la historia. Esto es así tanto para el país como para el cliente tipo que tenemos, el cual solo quiere hacer su vida con una factura fiscal menos gravosa (o estar todo el día esquiando, que, aunque para mí es incomprensible, también los hay).

 

consultoria gratuita
About the Author

Licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad de Alicante y Técnico Superior de Artes Plásticas en Gráfica Publicitaria por la Escuela de Artes y Superior de Diseño de Alicante. Su andadura laboral ha girado siempre en torno a la comunicación corporativa. Empezó en el sector cultural, donde se dedicaba sobre todo a las RR.PP. mediante la confección de agendas culturales y eventos promocionales. Luego cambió al sector industrial, en el que ha realizado la comunicación e identidad corporativa de varias empresas como freelance. 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.