¿Cómo es el IVA en Andorra? El IGI explicado de manera sencilla - PSF Consultoría empresarial

  Inicio/Blog/Impuestos en Andorra/¿Cómo es el IVA en Andorra? El IGI explicado de manera sencilla

¿Cómo es el IVA en Andorra? El IGI explicado de manera sencilla

Antes de nada, he de decir que este artículo busca dar una explicación sencilla y alejada del lenguaje técnico para que cualquiera pueda entenderlo. Es decir, de ninguna manera se trata de un texto técnico, sino de unas pinceladas concebidas para que el lector de a pie se haga una idea.

 

En Andorra, el impuesto indirecto sobre el valor en la compraventa de bienes y servicios se llama IGI en lugar de IVA, como sucede en España. Hemos comentado otras veces el atractivo fiscal que tiene Andorra y este tributo no es una excepción. Para que podamos comparar, si en España el IVA general es del 21%, en Andora el IGI general es del 4,5%.

 

Este impuesto, al igual que en el resto de Europa, grava tanto bienes como servicios y cuenta con diferentes tipos según el bien o la actividad. En el caso de Andorra, es importante recalcar que afecta a las importaciones (como sucede en la mayoría de los países, por otro lado). Es decir, si hacemos un tax free en España, deberemos abonar el IGI correspondiente en Andorra al pasar la aduana. Si es al revés, será España la que reclame el IVA. No obstante, siempre hay unas cantidades mínimas que no hace falta declarar. Por ejemplo, es famoso el máximo de dos cartones de tabaco (en realidad cartón y medio) que se pueden pasar a España sin necesidad de declararlos a la Agencia Tributaria.

 

Este impuesto, además, sólo lo deben repercutir los empresarios o profesionales. Si el importe de los bienes o servicios realizados no superan los 40.000€ al año, no se tiene la obligación de repercutir el impuesto. Es decir, alguien que tiene pisos alquilados y se saca 30.000€ al año, no está obligado a tributar el IGI.

 

Los tipos del IGI son los siguientes:

Superreducido 0%: Aplicable generalmente a los servicios sanitarios públicos, educación, alquileres de viviendas o relacionados con el ámbito cultural prestados por ONG u organismos estatales, entre otros.

Reducido 1%: Para alimentos, agua, libros, diarios y revistas.

Tipo especial 2,5%: Aplicado al transporte de personas, parques de animales o centros termolúdicos y a bibliotecas, museos, galerías de arte, parques naturales, etc. siempre que no sean de administraciones públicas, entre otros. Este tipo también incluye la venta de objetos de arte y antigüedades.

Tipo general 4,5%: Aplicable a todo lo que no aparezca expresamente en el resto de tipos.

Tipo incrementadio 9,5: Para los servicios bancarios y financieros (los intereses no están considerados este tipo de servicios).

 

En resumen, el IGI funciona prácticamente igual que el IVA. Sus principales diferencias son los porcentajes aplicados y las exenciones con que cuenta.

Antes de finalizar el artículo, me gustaría recordar de nuevo que se ha escrito de la manera más sencilla posible. Me he dejado muchas cosas en el tintero y algunas son aproximaciones para no entrar en conceptos jurídicos que pudieran liar al inexperto. Quien quiera información más técnica, en esta página puede encontrarla.

 

consultoria gratuita
About the Author
Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.