Marketing online para empresas: Identidad, coherencia y redes sociales - PSF Consultoría empresarial

  Inicio/Blog/Inbound/Marketing online para empresas: Identidad, coherencia y redes sociales

Marketing online para empresas: Identidad, coherencia y redes sociales

Siguiendo con los básicos del marketing y cómo aplicarlos al entorno online, quiero adentrarme en la parte que forma la identidad e ir explicando cómo se aplica en redes sociales.

La identidad corporativa, es decir, el cómo se concibe la empresa, está formada por tres elementos: Identidad visual corporativa, la cultura corporativa y el comportamiento corporativo. Lo importante de esto es que los tres sean siempre coherentes.

La identidad visual corporativa es la parte que vemos. Son los logotipos, los colores corporativos, los uniformes, el formato de la papelería. En una web o red social, lo mismo: logos, colores, imágenes, todo lo visual. Muchas veces esta parte no está bien definida y caemos en el error de cambiar los colores e imágenes según nos vaya pareciendo.

Lo ideal es definir unos elementos corporativos y repetirlos. Un logo, unos colores, unas líneas de diseño que funcionan con el tiempo. Al cabo de un año, sólo con verlos, tu marca estará asociada a ellos. Ya no te hará falta decir que eres tú, será como cuando ves un dibujo y sabes quién lo ha hecho porque detectas el estilo del dibujante.

La cultura corporativa es la forma de pensar de la empresa. Qué cree, cómo ve el mundo, qué actitudes y experiencias tiene y, sobre todo, qué valores. Esta parte debe reflejarse en nuestras interacciones en redes y ser coherente con la identidad visual (y con el comportamiento corporativo). De nada sirve pensar que somos buenos en algo si los elementos gráficos no lo reflejan. O que nuestra empresa valora los precios bajos si luego usamos imágenes dignas de una joyería de las caras. Es decir, si creemos ser de una manera, debemos actuar y vestirnos de esa misma forma.

La tercera parte que forma la identidad es el comportamiento corporativo: lo que se hace. En realidad, todo el rato hemos hablado de él porque es donde la coherencia se suele romper. Son las acciones, las formas de proceder, tanto a nivel funcional como de comportamiento social. Lo importante es que haya coherencia, de lo contrario identidad e imagen no coincidirán.

Por ejemplo, si una empresa dice y cree ser muy fiable, su identidad visual comunica fiabilidad, pero luego no lo es al nivel que se ha expresado, la imagen que tendrá el público será la de que no es fiable y además miente.

Imagino que estarás pensando “pero no vas a decir que no eres fiable”. No se trata de eso, sino de las expectativas del receptor. Hay gente dispuesta a pagar más por un plus de fiabilidad, hay otra a la que le da más igual o que su nivel de tolerancia es mayor. Incluso hay empresas que comunican abiertamente elementos negativos, como hacía Ryanair cuando hablaba de llevar a los pasajeros de pie (sabían de sobra que la normativa de seguridad europea jamás les dejaría). Además, lo hacían esperando revuelo en redes sociales. Pero eran coherentes. Ellos pensaban que lo importante es llevar pasajeros a bajo precio. Así que el consumidor lo veía claro: te llevan muy barato porque rebajan la calidad. A ellos les ha ido muy bien, a Lufthansa le iría fatal. ¿Por qué? Por la coherencia.

Es muy importante tener presente qué forma la identidad y por qué debe ser coherente a la hora de realizar marketing online para empresas. Internet es un medio que nos permite expresarnos y tener contacto horizontal con el público, pero también eleva la competencia. Si tenemos claro cómo somos y cómo queremos ser, podremos lograr la imagen deseada porque con decirlo no basta. Si lo hacemos bien, el entorno online es una herramienta potentísima para lograrlo.

 

MARKETING
About the Author

Licenciado en Publicidad y Relaciones Públicas por la Universidad de Alicante y Técnico Superior de Artes Plásticas en Gráfica Publicitaria por la Escuela de Artes y Superior de Diseño de Alicante. Su andadura laboral ha girado siempre en torno a la comunicación corporativa. Empezó en el sector cultural, donde se dedicaba sobre todo a las RR.PP. mediante la confección de agendas culturales y eventos promocionales. Luego cambió al sector industrial, en el que ha realizado la comunicación e identidad corporativa de varias empresas como freelance. 

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.