La importancia del contenido en la estrategia de marketing online para empresas - PSF Consultoría empresarial

  Inicio/Blog/Inbound/La importancia del contenido en la estrategia de marketing online para empresas

La importancia del contenido en la estrategia de marketing online para empresas

En artículos anteriores hablamos de los pasos a seguir para mejorar nuestra presencia online a través de la estrategia SEO y comentamos la necesidad de dotar de contenido a todo lo que hagamos, para tener éxito. Hoy vamos a comentar en este post, de forma más detallada, la importancia que tiene el contenido en nuestra estrategia de marketing online.
Todavía hoy en día hay muchas empresas que siguen apoyándose en los métodos publicitarios tradicionales (prensa, radio etc.), para darse a conocer y buscar nuevas oportunidades de negocio. Sin embargo, esta forma de trabajar sigue siendo muy costosa y a veces ofrece resultados muy escasos. La aparición de internet, los buscadores online y las redes sociales, han posibilitado el nacimiento de otras vías que permiten la creación de canales propios con los que atraer potenciales clientes.

 

¿Cómo generamos estos canales de comunicación propios?

Pensemos en cómo actuamos cuando utilizamos Internet, generalmente tecleamos la pregunta o las palabras clave sobre las que queremos obtener información en un buscador y este nos ofrece un resultado, un contenido. De hecho, sin contenido, Internet estaría vacío. La clave está en proveer información que responda a las dudas de nuestros futuros clientes, que solvente sus inquietudes y que sea, por tanto, el resultado adecuado para una búsqueda que hayan realizado.
Así pues, la creación y publicación de contenidos de calidad y que tengan interés para nuestro target, a través de una herramienta tecnológica, es la clave para crear un canal propio con el que atraer a nuestros futuros clientes.

 

Pero ¿qué lugar ocupa el contenido en nuestra estrategia de marketing online?

Desde el punto de vista del Inbound Marketing, el contenido no sólo interviene en la fase de atracción de clientes potenciales sino que forma parte de todas las fases del proceso de compra (Atraer, convertir, cerrar y deleitar). Será necesario adaptar nuestras producciones a cada etapa, tanto a nivel de la información que proveemos como a nivel de formato, ya que no es lo mismo por ejemplo un contenido destinado a alguien que está en una etapa inicial del proceso que alguien que está cerca de tomar una decisión de compra.

 

¿Qué formato utilizaremos para nuestro contenido?

Los formatos que podemos usar son múltiples, siendo algunos de los más conocidos: vídeos, e-books, plantillas, infografías, presentaciones, webinars, emails… La diferencia entre ellos, en términos de transmitir lo que deseamos, en realidad no es mucha, lo que hará que escojamos uno u otro dependerá de para quién estemos creando contenido, cuanto tiempo tenemos para crearlo, cuanta información queramos incluir y la fase del proceso de compra en la que nos encontremos. Por ejemplo es habitual utilizar e-mails cuando queremos que el cliente pase de la fase de conversión a la de cierre.

En conclusión, el contenido es el vehículo con el que guiamos a nuestros clientes durante todo el proceso de compra impulsándolos a que vayan pasando de una fase a otra hasta llegar al final. Podríamos decir que es el combustible que hace que una estrategia de marketing online funcione.

 

MARKETING
About the Author

Licenciada en Administración y Dirección de Empresas, Master en Mercados Financieros, Master en Dirección de Marketing y Commnunity Management. Empezó su andadura laboral en el sector financiero, inicialmente en el área de Formación, como responsable de departamento y a posteriori en el Departamento de Maketing.

Durante más de 10 años ha desarrollado labores de Product Manager encargándose de la propuesta, lanzamiento y seguimiento de productos bancarios de su entidad, así como de la coordinación de todos los aspectos de comunicación relacionados.
Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.